Hipotecas con ASNEF o RAI: Soluciones

hipoteca

Es posible que en algún momento de tu vida hayas atravesado una situación económica delicada y hayas incurrido en el impago de las cuotas de algún crédito. Por esta situación, es posible que hayas sido incluido en un fichero de morosos, como puedan ser el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI) o el fichero de morosos elaborado por la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), y como consecuencia de ello aparezcas como deudor ante determinadas entidades de crédito.

Por otro lado, la inclusión en estos ficheros de morosos no siempre es debida al impago de un crédito. En muchas ocasiones, el impago de una factura de cualquier servicio, como una factura telefónica cuando se producen discrepancias con la empresa operadora, pueden acarrear la inclusión en el fichero de ASNEF o RAI. Es por esto que algunas empresas utilizan estos registros como medida de presión para obtener los pagos de sus clientes, aunque no siempre lleven la razón cuando surge algún problema.

Si solicitas una hipoteca estando incluido en el ASNEF o RAI es muy difícil (prácticamente imposible) que la entidad de crédito acabe otorgándote la financiación, pues estar inscrito ahí implica que no existe certeza de que posees la capacidad económica necesaria para ser lo suficientemente solvente, y mucho menos para hacer frente al pago de una hipoteca.

¿Qué hacer si apareces en ASNEF o RAI?

Lo primero que debes hacer si estás incluido en un fichero de morosos es averiguar el motivo de tu inclusión y hacer lo que puedas para remediar esa situación. Si no puedes saldar la deuda por tus propios medios, puedes recurrir a familiares o personas de confianza. Una vez solucionado el problema, estarás en disposición de acudir a la entidad bancaria para solicitar tu hipoteca. No es posible hacerlo de otro modo, ya que las entidades de crédito consultan los ficheros de morosos antes de conceder un préstamo, por lo que no podrás obtener una hipoteca si apareces incluido.

Acabar con la situación de morosidad (tengas la culpa o no) es fundamental si quieres tener opciones de conseguir la financiación, ya sea un préstamo personal o una hipoteca. Una vez resuelta esta situación, podrás pedir explicaciones, y compensación si corresponde, a la empresa que te haya incluido en el RAI o ASNEF.

¿Se puede conseguir un préstamo estando en un fichero de morosos?

En ocasiones resulta complicado poner fin a la situación de morosidad, cuando tu nivel de ingresos no lo permite ni puedes recurrir a familiares o personas de confianza. En estos casos, todavía es posible obtener financiación, pero deben cumplirse una serie de condiciones.

Si eres cliente habitual de alguna entidad de crédito y saben que eres un buen pagador es posible que puedas obtener la financiación necesaria para pagar la deuda y salir del fichero ASNEF o RAI, y a partir de ahí empezar a negociar un préstamo personal o una hipoteca. También puedes buscar financiación a través de otras empresas de crédito, pero al ser operaciones de mayor riesgo, los intereses del crédito que puedan ofrecerte serán más altos de lo normal. Por lo que sólo deberías acudir a estas empresas en casos de máxima urgencia.

Los que realmente sí tienen problemas en adquirir una hipoteca, tarjeta de crédito o préstamo personal son las personas que están inscritas de forma permanente en ficheros de morosos, por sus impagos recurrentes. En esta situación, es difícil ser bienvenido como cliente de cualquier entidad de crédito, a no ser que se avale la operación con una propiedad que cubra con creces la cantidad a financiar, como una vivienda.

Si te ves en este tipo de situaciones, te recomendamos que acudas a tu entidad bancaria de confianza a exponer tu caso detalladamente. Si eres una persona con un buen historial crediticio es posible que te ofrezcan algún tipo de solución pese a tener impagos y, una vez remediada la morosidad, puedas acceder a una hipoteca acorde a tu nivel de ingresos.

Artículos relacionados

Hipotecas con ASNEF o RAI: Soluciones
4/ 5
Oleh

¡Déjanos tus comentarios!