Conseguir una hipoteca sin aval

hipoteca sin aval

Si estás leyendo este artículo es muy posible que estés pensando en comprar una vivienda y la opción más realista sea pedir una hipoteca. Sin embargo, te gustaría que esta hipoteca fuese sin aval, pues no deseas involucrar ni comprometer a terceras personas, pero sabes que es muy difícil que una entidad de crédito acabe financiando tu compra de la vivienda si no es con el respaldo de un avalista solvente. Por tanto, te preguntarás: ¿es posible conseguir una hipoteca sin aval?

Condiciones de la hipoteca sin aval

Afortunadamente, se pueden conseguir hipotecas sin aval, aunque deben cumplirse una serie de condiciones de forma estricta, que garanticen a la entidad bancaria que vas a poder hacer frente a todos los pagos correspondientes.

  • La primera condición es que, como ocurre habitualmente, la hipoteca no puede sobrepasar un porcentaje máximo del valor de tasación de la vivienda, generalmente este porcentaje es del 80%, por lo que deberás tener ahorros para cubrir el 20% restante del valor de la vivienda y los gastos derivados de la operación de compra. Esta medida es necesaria porque con ello se demuestra que has sido capaz de ahorrar y manejar tus finanzas adecuadamente, además permite a la entidad bancaria protegerse ante posibles bajadas del precio de la vivienda en el caso de impago de la hipoteca.

  • La segunda condición fundamental es demostrar que tus ingresos mensuales son lo suficientemente elevados como para cubrir las cuotas de la hipoteca y poder mantener un nivel de vida adecuado. Esto se demuestra aportando un contrato de trabajo indefinido, así como las correspondientes nóminas. En el caso de que ser funcionario tendrías más posibilidades de conseguir la hipoteca sin aval, ya que tus ingresos mensuales estarían asegurados. Lógicamente, si la hipoteca la demandan conjuntamente dos personas que cumplan estos requisitos, habrá más posibilidades de que se apruebe la operación.

  • El último aspecto relevante para conseguir una hipoteca sin aval es la edad de los solicitantes. Una pareja joven tiene más posibilidades de éxito (siempre y cuando se cumplan los requisitos anteriores) que alguien con una edad intermedia o avanzada. En los casos en los que las personas demandantes de la hipoteca tengan cierta edad, es frecuente que se solicite la contratación de un seguro de vida para compensar, en la medida de lo posible, esta situación.

Cómo conseguir una hipoteca sin aval

Si cumples estos requisitos y quieres adquirir una vivienda mediante una hipoteca sin aval, te recomendamos consultar en diferentes entidades bancarias sobre las condiciones de este tipo de préstamos hipotecarios antes de tomar una decisión. Si demuestras que eres una persona solvente y que tienes un buen historial crediticio, conseguir este tipo de hipotecas no debería ser un problema, siempre y cuando reúnas las condiciones anteriores.

Además, las probabilidades de éxito aumentan si sois dos personas las que demandáis la hipoteca conjuntamente, pues la cuota del crédito hipotecario no va a suponer un porcentaje elevado de los ingresos mensuales de la pareja, y esto es algo en lo que las entidades bancarias se fijan mucho. Si además se comprueba que no se está pagando ningún otro préstamo concedido (como un crédito para comprar un coche), habrá más cartas a favor y más posibilidades de conseguir una hipoteca sin aval.

Artículos relacionados

Conseguir una hipoteca sin aval
4/ 5
Oleh

¡Déjanos tus comentarios!