Bonos de empresas privadas

inversión en bonos privados

Los bonos de empresas de carácter privado, también conocidos como obligaciones negociables o bonos corporativos, son productos de inversión de renta fija que las grandes corporaciones emiten con la finalidad de obtener financiación. Podríamos decir que es una especie de préstamo que el inversor realiza a la empresa emisora de los bonos a cambio de obtener una rentabilidad y el inversor cuenta con estos bonos como un documento negociable que genera intereses fijos durante un periodo de tiempo determinado, denominados cupones. Una vez extinguido el periodo de contratación, el capital íntegro debe ser devuelto al inversor. Es decir, el inversor que contrata los bonos es acreedor de la empresa emisora de los mismos.

Diferencias entre bonos y acciones

Mientras que los bonos constituyen una inversión de renta fija y el inversor es acreedor de la sociedad durante el periodo de contratación, las acciones son inversiones de renta variable y el inversor es propietario de la parte correspondiente del capital social, mientras posea dichas acciones.

  • Bonos: Inversión de renta fija como acreedor de la sociedad.
  • Acciones: Inversión de renta variable como propietario de una parte del capital social.

Además, los bonos presentan la ventaja de que, en la hipotética situación de liquidación de una sociedad, el acreedor tiene preferencia frente al accionista.

Funcionamiento de los bonos

El funcionamiento de los bonos es muy sencillo: El inversor adquiere los bonos por un valor nominal en la fecha de emisión y el contrato del bono establece una determinada rentabilidad en forma de intereses (cupones) en periodos prefijados. Por lo tanto, el rendimiento de los bonos serían los intereses que se liquidan periódicamente, recuperando el capital invertido al finalizar la duración del contrato.

Dependiendo de la empresa que emite el bono de renta fija las condiciones pueden variar, como por ejemplo el tipo de interés, el precio de emisión, el precio de amortización, el periodo de liquidación del cupón, el vencimiento del contrato, las denominadas conversiones si las hubiera, las ganancias ofrecidas, etcétera.

También es importante saber que los bonos pueden adquirirse por suscripciones de mercado primario en el momento de la emisión o bien por suscripciones de mercado secundario, adquiriéndolos a través de mercados financieros. Aunque los bonos se adquieren por un plazo determinado, el inversor podrá venderlos en mercados secundarios a otros inversores, por un precio igual, superior o incluso inferior al de suscripción.

Artículos relacionados

Bonos de empresas privadas
4/ 5
Oleh

¡Déjanos tus comentarios!