Renta Vitalicia de Capital


La Renta Vitalicia de Capital es un producto derivado de la renta bancaria que os hemos comentado con anterioridad. Este producto es en si la inversión de un capital monetario que el cliente dispone, este dinero que se depositó se recibe mensualmente en una cuota que le hace de complemento o incluso de ingreso total para vivir al cliente una vez que le llegue la jubilación. No solo es una forma de administrarse sino que también cuenta con ventajas fiscales importantes que le beneficiarán.

renta- vitalicia

renta vitalicia

Este tipo de producto dispone de destacadas particularidades como una seguridad en las prestaciones que son cantidades comprometidas por la entidad, es decir, el banco se obliga garantizando unos mínimos. Además si fallece el asegurado no solo se recupera lo invertido sino que se le añade una cuota adicional como intereses. Estas cuentas con flexibilidad en los plazos de contratación son interesantes y tiene mucha importancia a la larga.

Ventajas de la renta vitalicia

Este producto denominado renta vitalicia de capital tiene la ventaja que se va adaptando a la situación del mercado, por lo que tanto la entidad bancaria como el cliente puede ir acoplándolo a las mejores apuestas y tipos que vayan saliendo al mercado de la inversión y las rentas.

Desde sectorfinanzas.com hablamos de un producto constante que no se abona o recibe hasta el final de su proceso, sus plazos a contratar pueden variar desde tres años a diez años, periodo que se renueva sucesivamente o inclusive contratar el plazo vitalicio desde el inicio de la obtención de este producto. El tipo de interés se revisará una vez finalizado el periodo contratado y se renueva para el siguiente periodo, siempre y cuando no se trate de la renta vitalicia de capital que fija su tipo de interés desde la contratación y este no fluctúa.

Duración y primas

Esta renta tiene una duración vitalicia con la salvedad del fallecimiento del asegurado, aunque cabe el caso que una de las partes o ambas de mutuo acuerdo decida cancelar la relación contractual que les vincula. El pago de la renta se hará con una prima única que se abona en la cuenta del asegurado rondado la prima única una cantidad aproximada de 30.000 € dependiendo del importe aportado, aunque existe la posibilidad de que el asegurado decida rescatar la póliza transcurrido el primer año.

Intereses

Dentro de este producto podemos resaltar el interés inicial que salvo en renta vitalicia de capital, es revisable y se modifica o actualiza en cada finalización del periodo contratado. Contamos con el interés mínimo garantizado, es un interés que se ejecuta desde el fin del plazo de garantía del interés inicial que hemos especificado con anterioridad, además podemos señalar el tipo de interés vitalicio que es el que se aplica en el caso de contratar la póliza de renta de capital vitalicio.

Por otro lado debemos tener en cuenta que al hacer aportaciones en esta renta de capital ocurre lo mismo que en los planes de pensión o jubilación, que cada aportación puede tener un tipo de interés aplicable mínimo garantizado, por lo tanto disponemos de una renta inicial y una renta mínima garantizada.

Esta entrada fue publicada en Inversiones y etiquetada bancarias, capital, cobrar, intereses, mensual, renta, vitalicia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>