Financiar un coche de segunda mano


Cuando compramos un coche nuevo, la misma casa de coches puede darnos las facilidades necesarias para poder obtenerlo y comprar el coche en cómodos plazos asequibles a nuestro bolsillo. Ésto es lógico pues el concesionario no quiere poner ningún tipo de impedimentos al cliente, y para ello busca la forma de hacerle la adquisición más llevadera al futuro comprador, con todas las ventajas que ello conlleva.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando el coche que queremos comprar es de un partícular y no tenemos el suficiente dinero? En estos casos, no hay ningún concesionario por enmedio, pero la tarea de conseguir el dinero suficiente para comprarlo no tiene por qué ser difícil.

Para financiar la compra de un coche de segunda mano, necesitaremos acudir a entidades de crédito que ofrezcan préstamos, a ser posible a bajos intereses, o bien pensar en pedir un préstamo en 24 horas. Éstos últimos tienen el inconveniente de que los intereses son más elevados, pero en algunas ocasiones no queda más remedio que pensar en adquirir uno de estos productos para conseguir nuestro coche.

Ventajas de esta financiación

Si quieres comprar un coche de segunda mano y no tienes el dinero necesario, deberías hacérselo saber al vendedor, y decirle que vas a preguntar en tu banco para ver cómo podéis llegar a un acuerdo.

Utiliza eso mismo para poder regatear un poco el precio. Por ejemplo, si el coche de segunda mano vale 6000 euros, intenta rebajar el precio diciendo que el banco sólo te da financiación hasta 5000 euros, o que te dan 3000 euros y sólo son 2000 euros más los que tienes en tu poder. Sé imaginativo porque puedes ahorrar algo que te vendrá bien por si hay algún inconveniente futuro.

Los plazos mensuales suelen ser asequibles para todo el mundo, siempre y cuando el crédito dispuesto no sea demasiado elevado. Además, en algunas entidades de crédito tienes la facilidad de aplazar alguna cuota sin coste alguno, lo cual te puede ir muy bien si en algún mes vas más apurado de dinero.

Consejos

Cuando quieras comprar un coche de esta categoría, intenta negociar en varias entidades para comprobar cuál de ellas te ofrece las mejores condiciones. Éstas pueden variar mucho de un sitio a otro, y a nosotros lo que nos interesa es que los intereses sean los más bajos posibles, y que las condiciones generales no sean abusivas.

Además, si tienes más préstamos, procura tenerlos al día y que no estés incluido en ningún fichero como el Asnef, el cual impedirá que la financiación del coche sea efectiva, pues estas entidades de crédito lo primero que miran es que no aparezcas en ninguna de estas listas.

En definitiva, comprar un coche de segunda mano con una financiación externa no debería suponer mayor problema siempre y cuando tengas unos ingresos mensuales demostrables y un buen historial de crédito. Existen numerosas ofertas de coches de ocasión en el mercado, y la verdad es que sería una pena no poder acceder a esos coches de ocasión por culpa de unos pocos euros. Así pues, investiga bien por internet, acudiendo a bancos, entidades de crédito … y encuentra la mejor opción para tí, para que dentro de poco puedas disfrutar de tu auto de segunda mano con las mejores garantías.

Esta entrada fue publicada en Préstamos y créditos y etiquetada auto, coche, mano, ocasión, segunda, ventajas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>